viernes, 16 de septiembre de 2016

Galicia y el mejillón. Una relación histórica.



Esta semana en JJChicolino queremos echar la vista atrás y recordar desde cuando Galicia ha estado vinculada al mundo y cultivo del mejillón.

La relación de Galicia con el mejillón es un hecho del que se tienen noticias ya en el siglo VIII a.C. Las primeras poblaciones celtas en Galicia aprovechaban la baja mar para hacerse con un rico menú de mariscos, como lo demuestran las grandes cantidades de conchas de mejillón y otros moluscos encontradas en el exterior de sus aldeas fortificadas (castros). En el siglo V d.C. el consumo de mejillón se extiende cara el interior de la Galicia romana.

En el siglo XVIII, desde las Rías Gallegas, se expedían con destino a la corte de los Austrias pequeños barriles de ostras y mejillones, sumergidos en “escabeche real”, para ser consumidos por la nobleza en la Cuaresma. El regidor de Santiago de Compostela, Don José Cornide Saavedra, ya decía del mejillón que “su carne después de la ostra es la mejor”. En esta época no existía un cultivo en sentido estricto, el mejillón procedía de parques o zonas determinadas sujetas a un régimen de concesión que ostentaban algunas familias.

La experiencia siguió extendiéndose y ganando importancia y en el siglo XIX comienzan a producirse las primeras experiencias de cultivo. Don Paz Granells cita en 1869 que en Carril (Ría de Arousa) los mariscadores habían convertido los antiguos viveros de ostras en mejillones.

Durante las primeras décadas del siglo XX se intensificaron los intentos de conseguir un cultivo estable en cercas o estacas. Pero no es hasta los años 40 cuando se inicia el gran desarrollo de la miticultura gallega, cuando el propietario de “Viveros del Rial”, que llevaba tiempo intentando criar mejillones sobre estacas, cambia de método y decide intentar el cultivo de mejillón suspendido.

En 1945 se fondea en la ría de Arousa la primera batea. Este prototipo poseía un único flotador en forma de cubo hecho de madera que soportaba un entramado también de madera donde se colgaban unos pocos metros de cuerda de esparto crudo. Los esperanzadores resultados conseguidos por este pionero de la mitilicultura gallega hicieron que instalara al año siguiente 10 bateas en la “escollera” del puerto de Vilagarcía de Arousa. En 1949 se inician los fondeos en la ría de Vigo; en 1954 se extienden a las localidades de Cambados, O Grove, Bueu, Redondela y Pobra do Caramiñal; un año más tarde se instalan bateas en la ría de Sada y finalmente en 1956 en la de Muros.

Así fue como a mediados del siglo XX con el desarrollo de la actividad se pasó de la simple recolección a un cultivo puntero en el mundo de la acuicultura, convirtiéndose en pilar de la economía de muchos ayuntamientos costeros y propiciando el fomento generalizado del consumo de este marisco hasta hoy en día.

Estos años iniciáticos fueron testigo de las continuas innovaciones de las estructuras, de los métodos y de las prácticas de cultivo. Los cajones de madera fueron recubiertos de cemento para aumentar la seguridad y alargar su vida útil, aumentó el tamaño del emparrillado gracias a tirantes de cable metálico que ayudaban a soportar la estructura, algunos productores adoptaron viejos cascos de barcos como sistema de flotación. Con posterioridad, las cuerdas de esparto fueron reemplazadas por las de nailon y la incorporación del acero y del poliéster con recubrimiento de fibra de vidrio en el sistema de flotabilidad permitieron mayor vida útil, seguridad y rendimientos de cultivo.

Hoy en día, en pleno siglo XXI el Mejillón de Galicia cuenta con el distintivo de DOP que ofrece un valor añadido al producto y protege la sostenibilidad del sector que genera un enorme efecto arrastre en el fomento de inversiones en activos de empresas transformadoras (conserva, congelado, pasteurizados) y comercializadoras (depuración, centros de expedición), en empresas auxiliares (astilleros, calderería, construcción de ribera, cordelerías), en el sector servicios (actividades financieras, asesoramiento legal y laboral) y en el desarrollo de centros de creación de conocimiento (investigación, control, monitoring, formación).

Prueba de su calado en la sociedad son las numerosas fiestas y romerías dedicadas al mejillón, alguna de ellas con más de treinta ediciones.

Este fue un pequeño recorrido a través de nuestra historia y tradición. Más información del mundo del mejillón y productos, en nuestra web http://www.jjchicolino.es

martes, 30 de agosto de 2016

Cuerdas para el cultivo del mejillón JJChicolino: La resistencia personificada.





Las cuerdas son posiblemente uno de los elementos más importantes y sensibles en el proceso del cultivo y desarrollo del mejillón. Tienen que soportar condiciones ambientales muy diversas, resistir el agua del mar, la sal, la manipulación varias veces durante todo el proceso, y sobre todo, pesos que pueden llegar hasta los 150 kg por cuerda.

En JJChicolino, conscientes de la importancia de este elemento para el sector de la miticultura, llevamos muchos años estudiando y analizando el proceso de degradación de las cuerdas y mejorándolas con el tiempo gracias a las conclusiones de dichos estudios.

Y ahora hemos dado con la Cuerda Perfecta. Se llama "Cuerda Tiburón".


Se trata de cuerdas empalilladas fabricadas con redes de pesca y mediante una máquina de nueva generación creada por nuestros ingenieros en Boiro. Presentan una superficie extremadamente rugosa y peluda que facilita enormemente el agarre y desarrollo del mejillón. Y además es enormemente resistente.

Aunque la fabricamos también sin palillos, cabe destacar que los nuevos palillos plásticos Tiburón que la acompañan, de altísima calidad, están colocados perfectamente en la cuerda: completamente centrados y con una separación milimétrica entre los mismos.

La cuerda Tiburón se encuentra disponible en dos tipos de composición diferentes: las de 4 cabos en nylon o mezcla de nylon y polietileno. Las de 2 cabos en nylon o en polietileno.

Si deseas más información puedes consultar nuestra webdescargarte la ficha del producto o bien contactar con nosotros por correo electrónico. Estaremos encantados de atenderte.

jueves, 25 de agosto de 2016

Cuerdas y Boyas para cultivo Long-line de JJChicolino

Mucha gente nos pregunta que qué es eso del Long-Line para el cultivo del mejillón ya que la gran mayoría conoce el sistema tradicional en batea pero no el Long-Line.

Pues bien, en resumen podríamos decir que el Long-line es un sistema de cultivo de bivalvos en mar abierto, de origen japonés, que tiene una estupenda adaptación al ecosistema (allí donde es difícil implantar las bateas) y que por la naturaleza de sus materiales componentes, lo hace más atractivo económicamente, por el nivel de inversión inicial requerida.

Según leemos en un artículo de la Revista de Difusión de Tecnología Agrícola y Pesquera del FONAIAP:
"Un Long-Line consiste básicamente en mantener una línea suspendida en superficie o a una determinada profundidad, mediante flotadores, independientemente de la naturaleza de éstos, los cuales pueden ser de diversos tipos (tambores metálicos, pipotes plásticos, cubos de anime, etc.), con la única condición que entreguen una determinada capacidad neta de boyantez, acorde con lo que se desea suspender. Del mismo modo, su longitud puede variarse a voluntad, según los requerimientos y naturaleza del sector. De la citada "línea madre" se suspenden los elementos colectores y/o estructuras de crecimiento."
Una imagen vale más que mil palabras:


El Long-line es una técnica que si bien en un principio no podía competir con las bateas, en los últimos tiempos, y gracias a los avances en Miticultura que se han experimentado, apenas hay diferencias entre ambas y pueden verse zonas de cultivo por Long-Line en numerosos puntos de la costa de Galicia, como por ejemplo Lorbé, en Oleiros, A Coruña.

Como no podía ser menos, en la Cordelería JJChicolino tenemos todos los materiales necesarios para este tipo de cultivo marino, desde las cuerdas hasta las redes y, como no, las boyas y flotadores, entre las que destacamos los modelos ROT180 y ROT350especialmente diseñados por nuestros técnicos en Boiro para el cultivo en Long-Line.

martes, 16 de agosto de 2016

Interesantes curiosidades del mar: El relujo de las mareas y afloramiento





Esta semana en JJChicolino vamos a dedicar nuestra entrada a explicar dos interesantes curiosidades del mar. El relujo de las mareas afloramiento.

Denominamos reflujo de las mareas o marea saliente o vaciante al proceso de descenso de las aguas marinas, lento y progresivo, causado por la atracción del Sol y la Luna.

Según la geografía del lugar y el tipo de vientos predominantes podemos diferenciar varias:
Semidiurnas: hay dos pleas y dos bajas, en el transcurso de un día lunar. Considerando que el día lunar tiene una duración de 24 h 50 min, teóricamente cada 6 h 13 min se produce una pleamar o una bajamar.
-Diurnas: características en las latitudes bajas, con una pleamar y una bajamar en el transcurso del día lunar. Considerando que el día lunar es de 24 h 50 min se producirá una pleamar y una bajamar cada 12 h 25 min
-Diurnas irregulares: con dos ciclos por día lunar pero con marcadas diferencias en las alturas y en los períodos de tiempo.
-Mareas mixtas: régimen de tipo intermedio, durante un día lunar se presentan dos pleamares y una bajamar o dos bajamares y una pleamar.

El fenómeno llamado afloramiento son movimientos verticales ascendentes de masas de agua fría y ricas en nutrientes desde el fondo marino hacia la superficie. Se producen, principalmente, por vientos que soplan sobre la superficie, y responsables de mejorar la producción biológica.

Así que, podemos afirmar que el causante de que las aguas gallegas sean tan frías pero a la vez tan ricas en nutrientes y en consecuencia en especies marinas, por otro, es el afloramiento.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Malla para la cría del mejillón JJChicolino

Red Plana para Cría del Mejillón Ultracría 16 de JJChicolino

En JJChicolino presentamos la red plana para la cría del mejillón incluida en nuestro catálogo. Es la  red Ultracría 16, fabricada con 15 mallas muy ciegas de doble trenzado y 20 cm de ancho.

Destinada a sujetar la cría de mejillón de forma manual, esta red (al igual que nuestras redes Cría Clásica y Ultracría) está disponible en acetato, mezcla de algodón y acetato o algodón y nylon y completamente en nylon. Se presentan en cajas de 24 bobinas de 100 metros salvo las realizadas en nylon, que son bobinas de 200 metros.

Y también esta semana os hablaremos de uno de los productos más importantes que ofrece JJ Chicolino para los cultivadores de mejillón o miticultores, que se les conoce de la misma forma.
La red tubular Cotton Plus es un invento patentado por JJ Chicolino y uno de los productos estrella de nuestro catálogo de productos. Como siempre, nos preocupan las necesidades de los miticultores y siempre estamos innovando y buscando mejoras en nuestros productos. Que no te engañen, este producto es nuestro, cualquier otro producto de este tipo con esta denominación que te quieran vender, es una imitación.

Si quieres ver como dan el estirón tus crías de mejillón, la nueva red plana Ultracría 16 de JJChicolino te ayudará a ello. Infórmate sin compromiso en el teléfono 981 849 900 o en www.jjchicolino.com

Malla para la cría del mejillón JJChicolino

Red Plana para Cría del Mejillón Ultracría 16 de JJChicolino

En JJChicolino presentamos la red plana para la cría del mejillón incluida en nuestro catálogo. Es la  red Ultracría 16, fabricada con 15 mallas muy ciegas de doble trenzado y 20 cm de ancho.

Destinada a sujetar la cría de mejillón de forma manual, esta red (al igual que nuestras redes Cría Clásica y Ultracría) está disponible en acetato, mezcla de algodón y acetato o algodón y nylon y completamente en nylon. Se presentan en cajas de 24 bobinas de 100 metros salvo las realizadas en nylon, que son bobinas de 200 metros.

Y también esta semana os hablaremos de uno de los productos más importantes que ofrece JJ Chicolino para los cultivadores de mejillón o miticultores, que se les conoce de la misma forma.
La red tubular Cotton Plus es un invento patentado por JJ Chicolino y uno de los productos estrella de nuestro catálogo de productos. Como siempre, nos preocupan las necesidades de los miticultores y siempre estamos innovando y buscando mejoras en nuestros productos. Que no te engañen, este producto es nuestro, cualquier otro producto de este tipo con esta denominación que te quieran vender, es una imitación.

Si quieres ver como dan el estirón tus crías de mejillón, la nueva red plana Ultracría 16 de JJChicolino te ayudará a ello. Infórmate sin compromiso en el teléfono 981 849 900 o en www.jjchicolino.com

viernes, 29 de julio de 2016

Productos para los distintos tipos de cultivo de mejillón JJChicolino



Hoy JJ Chicolino quiere dedicarle un espacio a las dos grandes tipos principales de cultivo de mejillón son: 

1.- Sobre fondo, bien sea en bancos naturales o cultivados 
2.- Suspendido, de bateas, long-lines o estacas. 

Mencionaremos que en varias ubicaciones del mundo, el mejillón se cultiva y/o cosecha sobre el fondo marino, tanto en ubicaciones protegidas como en aguas expuestas. Esta forma de cultivo requiere una labor menos intensiva que los cultivos suspendidos, pero los mejillones son más susceptibles de ser depredados y la cosecha es menos previsible.  En la zona de Wexford, Irlanda, se cosecha el mejillón en bancos naturales en aguas abiertas, por medio de barcos especializados capaces de trabajar en esas condiciones, de un tamaño importante.

EL CULTIVO DEL MEJILLÓN EN SUSPENSIÓN

El cultivo tradicional en bateas o long-lines comienza con la obtención de la mejilla o cría, que puede realizarse por medio de cuerdas colectoras aprovechando el desove del mejillón, hecho que ocurre a  partir del mes de marzo hasta julio; o a partir de diciembre, recogiendo la mejilla directamente del medio natural, es decir, arrancándola de las rocas y transportándola a la batea para su  posterior encordado. 
El encordado es una operación que consiste en adosar una cierta cantidad de mejillas alrededor de la cuerda con la ayuda de una red fina de algodón, que tiene por misión sostenerlas pegadas a la cuerda, hasta que logren adherirse por ellas mismas. Estas cuerdas con las crías se sumergen en el mar pendiendo de la plataforma o long-line. La red se deshace a los pocos días. Pasado un período de 4 a 6 meses es necesario hacer un desdoblamiento de las cuerdas, ya que éstas multiplicaron por 10 su peso. Esto consiste en izar las cuerdas desprendiendo y seleccionando el mejillón, tras lo que se vuelve encordar, obteniendo entre 2 o 3 cuerdas por cada una de las primeras. El crecimiento de los bivalvos en el medio natural depende de la cantidad y calidad del alimento disponible, junto con otros factores entre los que destaca la temperatura. 
El crecimiento es el resultado  de la suma de varios procesos fisiológicos como filtración, ingestión, absorción y asimilación de nutrientes. Después del desdoble el mejillón queda entonces listo para su desarrollo hasta el momento de la recolección, cuando alcanza el tamaño comercial de 7 – 10 cm. Durante el tiempo que dura el cultivo se llevan a cabo análisis de presencia de coliformes y bacterias patógenas para el hombre, con la finalidad de asegurar un producto libre de patógenos y viable de ser comercializado.